Hoy amaneció con un
aroma a otoño.
El cielo gris, el ambiente semifrío,
los abrigos y un pálido sol me
hicieron transportarme a esos momentos
en que todo se cubre de tonos
marrones, de aroma a antaño.
La nostalgia y añoranza que trae
de la mano el otoño, asi como los
atardeceres de ensueño que nos regala
entre la lluvia de hojas secas…
eso me hizo añorar el dia de hoy.
Los momentos mágicos, el crujir de las plantas,
los días cortos, un sol frío, sentimientos
a flor de piel que se complementan
con un rico café en el portal…
fue lo que este domingo me
hizo recordar.
Hoy huele a otoño, huele a nostalgia
a la melancolía de un año que casi
a comenzado…hoy huele a poesía.