Rompe algunas reglas.
Perdona rápido.
Besa lentamente.
Ama verdaderamente.
Ríe incontrolablemente y nunca te arrepíentas de nada que te haya hecho sonreir.
La vida puede no ser la fiesta que esperamos.
Y aunque algunos invitados han partido, mientras estemos aquí…
Debemos seguir bailando.

Anuncios