Te ofrezco…
los surcos de mi piel adormecida,
mis noches insomnes…mis guaridas,
mi aliento sin fronteras.
 
Te ofrezco…
esa caricia perdida
acercando tus manos…a las mías,
desnudando el secreto
del amor al descubierto,
y fundiendo nuestros labios
con la miel de nuestros cuerpos.
 
Te ofrezco…
mis noches insomnes…mi lecho…
y, la voz de mis poesías.
 
Lo tomas?…te atreves?