Nuestros cuerpos
que se unen desnudos en una noche cálida,
se penetran como dos fieras haciéndose el amor.
Se acarician como si quisieran despedazarse,
dos siluetas reflejadas por la luna en todo su esplendor.

Nuestros cuerpos se besan,
Hasta encontrarse el fondo.
Nuestros cuerpos saltan como peces sobre el agua,
Saboreando de nuestras bocas un sabor a sal…

Nuestros cuerpos entre suspiros y gemidos,
Beben del aliento que nos hace vibrar.
Nuestras almas y nuestros cuerpos,
Se queman en el fuego que nos gusta sentir…

Nuestros cuerpos en un largo jadeo,
Se desvanecen pausadamente de placer.
Nuestros cuerpos uno sobre el otro estan,
Cansancio divino que en esta noche cálida,
Me has hecho sentir

 
 
Anuncios