Lo que siento por tí es tan difícil.
No es de rosas abriéndose en el aire,
es de rosas abriéndose en el agua.
 
Lo que siento por tí. Esto que rueda
o se quiebra con tantos gestos tuyos
o que con tus palabras despedazas
y que luego incorporas en un gesto
y me invade en las horas amarillas
y me deja una dulce sed doblada.
 
Lo que siento por tí, tan doloroso
como pobre luz de las estrellas
que llega dolorida y fatigada.
 
Lo que siento por tí, y que sin embargo
anda tanto que a veces no te llega.